Buscar
  • Analytikus

¿Qué son los Estilos de Aprendizaje?


Todos los alumnos aprenden de distintas maneras, unos aprenden mejor a través de la observación y el análisis de las cosas, otros necesitan realizar actividades o practicar para comprender, a unos se les facilita entender conceptos abstractos mientras que otros necesitan tocar y sentir los conceptos para comprenderlos.


A estas diferentes maneras de comprender el mundo se le llama “Estilos de Aprendizaje” y a pesar de que todos los alumnos aprenden de una manera combinada, casi siempre predomina por lo menos un estilo en su aprendizaje. Es muy importante que los estudiantes tengan claro y estén conscientes cuál es su manera de aprender, ya que esto implica una habilidad sustancial en el aprendizaje, que es la metacognición y de esta manera puedes acudir a él en momentos que lo necesites.


El término estilo de aprendizaje se define como la manera compleja y las condiciones en las que los alumnos pueden percibir, procesar, almacenar y recordar lo que aprenden de manera más eficiente. Se refiere a las estrategias que el individuo utiliza para aprender. (Awla, 2014).


Un estilo de aprendizaje no es estable, ya que puede cambiar con el tiempo, pero conocerlo le ayudará a involucrarse en su propio proceso de aprendizaje. Cuando un alumno logra identificar las estrategias que utiliza para aprender, tendrá mayor motivación, rapidez y eficacia al estudiar. (Dornyei, 2005).



Diferentes Estilos de Aprendizaje

Los estilos de aprendizaje se pueden clasificar en estilos cognitivos y sensoriales. El estilo cognitivo es la manera natural, habitual y preferida en la que un individuo absorbe, procesa y retiene nueva información y habilidades. En el modelo que propone Kolb se mencionan los estilos pragmáticos, activos, reflexivos y teóricos.

  • El alumno teórico es asimilador, suele caracterizarse por ser una persona poco sociable, reflexiva, que disfruta la teoría, hermético, le gusta el diseño, es investigador, poco sensible, un pensador abstracto, planificador, genera modelos, sintetiza bien, entre otros. Es bueno pensando secuencialmente, teniendo juicios objetivos. Aprende mejor a partir de modelos, sistemas, teorías o procesos que sean un desafío y /o cuando puede preguntar o indagar. La pregunta que debe responder dentro de su aprendizaje es ¿qué?

  • El alumno pragmático se puede describir como una persona pragmática, racional, analítica, organizada, buen discriminador, disfruta de aspectos técnicos, le agrada experimentar, es hermético, buen líder, poco imaginativo, insensible, deductivo, entre otros. Le agrada probar ideas, teorías o técnicas nuevas y comprobarlas en práctica, tomar decisiones y resolver problemas. Aprende mejor cuando participa en actividades de teoría y práctica. La pregunta en torno al aprendizaje es ¿qué pasaría sí?

  • El alumno reflexivo se caracteriza por tener un pensamiento divergente, ser una persona sociable, soñadora, espontánea, empática, emocional, que valora la comprensión, es abierta, genera ideas y sintetiza bien. Es observador, analiza experiencias desde perspectivas diferentes y/o recolecta datos. Aprende mejor cuando adopta postura de observador, analiza las situaciones y piensa antes de actuar. Generalmente responde a la pregunta ¿por qué? dentro del aprendizaje.

  • El alumno activo es una persona sociable, que busca objetivos, comprometida, flexible, empática, orientada a la acción, que acepta retos, que es impulsiva, organizada, dependiente de los demás, asistemático, con poca habilidad analítica, espontáneo y abierto. Para aprender tiene mente abierta, le entusiasman nuevas tareas, le gusta vivir nuevas experiencias. Aprendes mejor cuando tiene un desafío por delante, hace actividades cortas o de resultado inmediato y/o cuando se está en presencia de emoción, drama o crisis. Responde a la pregunta ¿cómo? dentro del aprendizaje. (Dornyei, 2005).


El estilo Sensorial incluye el estilo visual, auditivo y kinestésico. A continuación, se describen algunas características que se pueden observar en alumnos en los que predominan estos estilos.

  • Los alumnos con un estilo de aprendizaje visual prefieren pensar en imágenes y obtener información de manera visual como en diagramas y videos. Comprenden bien la información cuando la obtienen de manera verbal.

  • Los alumnos con un estilo de aprendizaje auditivo obtienen la información por canales auditivos como en discusiones verbales, escuchando a otros, etc. Entienden el significado de los conceptos al concentrarse en el tono, frecuencia y velocidad de la voz. Se benefician de leer textos en voz alta y pocas veces utilizan información escrita para aprender.

  • Los alumnos con un estilo de aprendizaje kinestésico o táctil les gusta el movimiento y comprenden mejor tocando y sintiendo los objetos. Necesitan tener descansos entre clases y moverse dentro del salón para entender mejor. (Awla, 2014).

Importancia de identificar los Estilos de Aprendizaje

Cuando un estudiante está cursando la universidad, al ser mayor de edad, puede tener más definido su propio estilo o manera en que comprende mejor los conceptos. Al ser consciente de su propio proceso de aprendizaje será capaz de evaluar de qué manera aprende mejor y más rápido. 


Tener un estilo de aprendizaje predominante, en un momento específico del tiempo, le ayudará a un estudiante a conocerse mejor y saber la manera en que aprende mejor. Esto favorecerá la rapidez, facilidad y éxito en su aprendizaje. Además, beneficiará la resolución de problemas, así como el control de sus decisiones. De esta manera será más autónomo y tendrá mayor confianza en sí mismo, logrando ser independiente en su propio proceso de aprendizaje. (Awla, 2014)


Es importante también que los docentes conozcan los diferentes estilos de aprendizaje que existen para que los incluyan todos en sus estilos de enseñanza. De esta manera su enseñanza será equilibrada y no favorecerá únicamente un estilo en particular, sino que se adaptará a múltiples estilos de aprendizaje. (Awla, 2014)


Diferentes posturas ante el concepto de los Estilos de Aprendizaje

Existen controversias en el supuesto de que los estudiantes aprenderán de mejor manera sí el formato de las instrucciones que se le presentan se relaciona con su estilo de aprendizaje. Diferentes estudios han probado que esta relación favorece el aprendizaje de los estudiantes, pero existen otros estudios que han probado lo contrario. Que inclusive, cuando los docentes presentan un estilo de enseñanza diferente al estilo de aprendizaje de un estudiante, se puede ver favorecido su proceso de aprendizaje –sobre todo en estudiantes con bajo rendimiento académico. Se propone entonces, que los docentes utilicen todos los estilos en su enseñanza de manera balanceada y no únicamente se apoyen o favorezcan un solo estilo de aprendizaje. (Awla, 2014)


En un artículo publicado por la Asociación Psicológica Americana en 2019, llamado “El mito de los estilos de aprendizaje”, se menciona que existen dos posturas frente al concepto de estilos de aprendizaje: los esencialistas y los no esencialistas:  Los miembros del grupo esencialistas son propensos a afirmar que los estilos de aprendizaje son heredables, se instalan en el cerebro, no cambian con la edad, marcan distintos tipos de personas y predicen el éxito académico y profesional.


A diferencia del grupo no esencialista quienes tenían creencias más flexibles sobre los estilos de aprendizaje, considerándolos maleables, superpuestos y determinados por factores ambientales. ( Journal of Educational Psychology )


A partir de estas posturas, se considera que el estilo de aprendizaje no es fijo, puede cambiar y lo importante es brindar estrategias para todos los posibles estilos. De esta manera, será el que más le haga sentido al estudiante, el que aplique en el momento  oportuno. Por otra parte, por tomando en cuenta la edad de un estudiante en la universidad, puede tener más claro o definido su propio estilo y evaluar de qué manera aprende mejor y más rápido.  

4 visualizações0 comentário

PUBLICAR